Realidad, Vibración y la Gran Obra Cinematográfica Cósmica (1/2)

Relación de temas tratados, en orden de aparación:

1. Presentación, conocimiento y saber
2. Corsés ideológicos obsoletos
3. Cuestionarse creencias es natural
4. Indagación sobre la Realidad
5. Nuestra identidad y naturaleza auténticas
6. El sentido del humor y sus virtudes
7. La dinámica de interpretar un personaje
8. Enajenación por identificación con el personaje
9. Identificación con el avatar humano
10. Recordando su propio Sí incondicionado
11. Asumiendo la responsabilidad por su sentir
12. Emociones no procesadas, bloqueadas
13. La sombra (olla interior a presión)
14. Darse cuenta, perdonando, soltando
15. Nadie le ofendió, nadie es culpable
16. Todos los actores se sintonizan y colaboran
17. Dinámica maltrato-sumisión y resolución
18. A lo que atiendes, energizas; y así vibras
19. Dinámica de la manifestación tangible
20. El mundo: gran salón de los espejos

Publicado en Serenidad-Integridad

populus-alba-59721_1280

SER-enidad

“Este enfoque o punto de vista, puede resumirse en esta premisa básica: sólo hay lo que siempre es”.

“SER no puede “ser un no-ser” ni, por tanto, comenzar a ser o dejar de ser. Lo que ES, ES. Sin principio ni fin ni condicionamiento alguno. De modo que, si hay una Realidad que es y permanece siempre (y es obvio que la hay, todos somos testigos de su variopinta apariencia), más allá de las formas variables y transitorias en las que se manifiesta, entonces no hay otra cosa que dicha Realidad o Ser absoluto; y esa es, necesariamente, nuestra auténtica naturaleza o genuina identidad, que es incondicionada, ilimitada, plena, perfecta”.

“No hay caminos, procesos o etapas para “llegar a ser” lo que siempre somos, porque no hay nada aparte de lo que siempre es/soy/somos. Solamente la sugestión de ser sujetos separados-limitados, habiendo asumido la cultural identificación con el nombre y la forma, vela virtualmente el recuerdo o reconocimiento de nuestra naturaleza auténtica. Podríamos decir que el actor, durante el rodaje de la película, se olvidó de sí y creyó ser el personaje que representaba, asumiendo como reales su identidad, forma, personalidad e historia personal ilusorias”.

“Así, cuanto más se asume y se siente la íntima Realidad del Ser, nuestro estado natural de serenidad se desenvuelve y manifiesta de manera paulatina, como paz, confianza y contento incondicionados,  no sujetos ya a ninguna circunstancia aparente.

Mas todo ese proceso no podría ser más que un sueño (aquel holograma, película u obra teatral de la que hablábamos), pues solo hay lo que siempre es-soy-somos: SER”.

Álamo

Un comentario sobre “Realidad, Vibración y la Gran Obra Cinematográfica Cósmica (1/2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s